Álvaro Donoso Valparaíso

La Estrella “Plástica”, julio 1998

La artista Roxana Werner presenta en el Salón de Honor del Congreso Nacional

Extracto: “Roxana utiliza un tratamiento hiperrealista en su Valparaíso. No transita persona alguna entre la niebla. Una ciudad fría y vacía donde solo la ropa tendida al viento indica que allí alguien reside.

Valparaíso le permite todo. La poesía, la magia, la distorsión de la perspectiva que la autora aplica a sus casas y calles, los funiculares fantasmas que continúan subiendo entre las nubes. Esto constituye el común denominador del Valparaíso pintado por Roxana Werner. Una ciudad siempre nublada, donde la niebla penetra en las habitaciones, en las almas de sus habitantes invisibles. Nunca un cielo azul. La paleta de la artista es austera”