Eugenio Rodríguez Valparaíso

El Mercurio de Valparaíso, septiembre 1996.

Extracto: “En esta muestra, Roxana Werner busca un equilibrio temático y técnico que va desde lo academicista a la libertad creadora, tanto en el paisaje como en la figura humana.

La exposición se denomina: “De Valparaíso a Instancias con La Silueta Femenina”. Ello porque, en ese afán de abrirse a otros temas, esta muestra exhibe como complemento de los paisajes una serie de desnudos femeninos más cercanos a una concepción académica tanto en su forma como en su fondo.

LA FIGURA HUMANA: La artista la ha tratado en forma muy intensa, dando vuelo a su imaginación creadora en busca de los matices que la diferencien del resto y le otorgan a sus telas ese sello personal que todo artista añora.

Los dos temas la atraen por igual, Valparaíso y la Figura Humana, pero en la figura humana incorpora un enfoque distinto, siendo su resultado más próximo a la vanguardia, más modernos, que nacen en forma espontánea en la tela, pero manteniendo las ataduras académicas en el trazo y dibujo, no así en la mancha.

En el paisaje la paleta es mas suelta, lo mismo en lo que se refiere al color como al dibujo, con una pasta gruesa que otorga un resultado diferente, lo que denota la preocupación de la artista por no caer en la anécdota del paisaje.

El concepto que Roxana Werner tiene de Valparaíso lo transmite por medio del manejo del sepia y de los grises.

Su primera exposición fue empleando la técnica del batik (arte javanés), en 1983, en el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo en la capital.

En pintura, su exposición inicial fue en el Centro Cultural de Viña del Mar, en 1991. Ese mismo año fue elegida para participar en la exposición colectiva en Europa, Holanda: “Trece Artista Chilenos”, en la Feria Chilena de Holanda, inaugurada por el Presidente Patricio Alwyn Azocar.