Carmen Silva

Artista Visual / Maestra

Sobre Roxana Werner

La pintura de Roxana Werner me impresiono la primera vez que vi una exposición suya.
Aun más ahora por muchas razones:

Ella, como otros, se atreve a ser pintora con mayúscula; Artista.

Explora y se exige en todo lo que sea técnica y oficio rigurosamente.

Compone con ritmo, con cuidado. Eso podría catalogarse de híper-realista. Pero no, porque le agrega sueños, imaginación y poesía.

Se liga a un lenguaje muy personal, toma lo real, pero le agrega toda una imaginería interior.

La ciudad la reinventa. A sus botes, cacharros, tarros, les da un efecto golpeador, tienen fuerza, esfuerzo, rabia, dolor, nostalgia.

Dirán, como dicen, que tiene fuerza “masculina”, una decisión de trazo y composición, color…Pero no. Es tremendamente femenina, tiene esa fina mezcla de tenacidad, fuerza, poesía, ternura que tiene esta pintora – mujer.

Reconociendo que no hay nada más difícil que ser pintor y ser pintora mujer, casi heroico.

Si no, pensemos en Frida Kahlo, Camile Claude, Berthe Morisot y ¿Quiénes más?

Aplaudimos que ya, con todo lo que sabemos que le ha costado, le costara, estamos hablando de una PINTORA y aplaudimos, nos regocijamos de tener el honor de escribir de ella.